• rebajas de verano
  • rebajas de verano

¿Cómo elegir una almohada?

cómo elegir una almohada

¿Sabes cómo elegir una almohada que se adapte a tus necesidades?

Muchas veces, cundo nos ponemos a buscar nuestro equipo de descanso ideal, prestamos especial atención a nuestro colchón, pero ¿Qué pasa con nuestra almohada?.

A continuación queremos ayudarte a encontrar la mejor almohada para cada tipo de durmiente. Para que puedas elegir tu almohada sin equivocaciones, sea donde sesque encuentres la tuya, sea donde sea.

¿Por que es tan importante la elección de una almohada adecuada?

Si has llegado hasta aquí es porque entiendes la importancia de acertar en tu almohada, para mejorar tu calidad de descanso, pero queremos darte algunos datos que demuestran la magnitud y el alcance de este tema, que a lo mejor no sabías...

alineación de la columna

- Una buena almohada, adaptada a tus necesidades de descanso, contribuye a una buena alineación de la columna y ayuda a prevenir dolor de cuello y de espalda.

dormir boca arriba y de lado

- Todos los durmientes, pero en especial aquellos que duermen de lado y boca arriba, necesitan rellenar el hueco que se crea entre la superficie del colchón y la cabeza, para evitar lesiones de cuello y conseguir una mayor relajación de la presión en la zona de los hombros.

calidad de descanso

- La máxima calidad de descanso y el mejor confort sólo se consiguen mediante un colchón que se adapte a tus necesidades y una almohada que ayude a maximizar los beneficios de ese colchón.

¿Por donde empiezo a buscar mi almohada?

Antes de empezar a buscar, deberás hacerte un par de preguntas muy fáciles.

1. ¿Cuál es tu postura al dormir?

postura al dormir

Esta es la primera Y la más importante. Todas ellas tienen pros y contras, pero independientemente de eso, todos tenemos nuestra postura favorita para dormir y saber cuál es, es el punto de partida perfecto para iniciar la búsqueda de la mejor almohada para ti.

2. ¿Cuál es la firmeza de tu colchón?

firmezas de colchón

Lo segundo que tienes que conocer o tratar de identificar es la firmeza de tu colchón. Dicho así, puede parecer más complejo de lo que realmente es, pero en la práctica es muy sencillo de saber. Más o menos, todos sabemos si nuestro colchón es Suave, Medio o Duro, en cuestiones de firmeza.

Si ya tienes claras esta dos cosas, ya puedes consultar la guía que te mostramos a continuación y que te ayudará a elegir una almohada perfecta para tus necesidades de descanso.

Guía para elegir una almohada y no equivocarme

Como hemos dicho antes, lo único que tienes que tener en mente, es tu postura al dormir y la firmeza de tu colchón. Bien, pues es cierto. Allá vamos.

1. Si duermes de lado:

Empezamos por esta postura, porque es la más habitual:

postura dormir de lado

- Y tu colchón es de firmeza suave:...y adaptable (esto significa que se amolda a tu cuerpo, por ejemplo como hacen los colchones con gruesas capas de acolchado viscoelástico), deberás elegir una almohada muy suave y bajita, que sea ante todo transpirable. En este caso concreto, más que para dar soporte al cuello y conseguir el mejor alineamiento para la columna, que siempre es necesario, el objetivo que debe cumplir tu almohada es ofrecerte un soporte fresco y transpirable en la zona de la cabeza, que trate de reducir el efecto molde que en exceso, puede provocar sensación de agobio en algunos durmientes muy calurosos. En este caso, una almohada de fibra bajita o una almohada viscoelástica transpirable suave, con efecto frío, de última generación, son unas muy buenas opciones. Si el colchón en cambio es poco adaptable (esto significa que aunque suave, no se hunde, de manera que no se crea el efecto molde del caso anterior, la recomendación es similar en cuanto a altura y firmeza, pero una buena adaptabilidad es importante. Por lo que es mejor una almohada de visco o de látex bajita, para este caso. Eso sí, no olvides nunca la transpirabilidad!

- Si tu colchón es de Firmeza media o media-alta, necesitarás elegir una almohada de firmeza y de altura media. En este caso, igualmente no debes dejar al lado la transpirabilidad, para un descanso más fresco y saludable, pero en cuestiones de confort, va en función del gusto. De hecho, la mayoría de las almohadas que hay en el mercado, están pensadas para este tipo de durmientes, que es el más habitual. Por ello, la existencia de un catálogo mucho más amplio de almohadas para este abanico. Pero ojo, porque no todas son iguales! En Colchón Exprés, pensando en las necesidades especiales de este tipo de durmientes, hemos diseñado un tipo de Almohadas cervicales, nada ortopédicas, que tanto si te gusta la firmeza del látex como la de la viscoelástica, estamos convencidos de que si duermes de lado y tu colchón tiene una firmeza media o alta, pueden encajar contigo. Son la YIN-in y la YANG-out.

- Si tu colchón es de firmeza alta y poco adaptable, la almohada que elijas, deberá ser alta y firme, tanto más alta cuanto más grande seas. Para que tengas una idea aproximada, el grosor perfecto será la distancia de la base de tu cuello al extremo del hombro (puedes coger una regla o un metro y medirlo). Y en cuestión de confort, el objetivo es que el cuello quede alineado con el resto de la espalda, por lo que es preferible que la firmeza sea alta, pero adaptable y siempre muy fresca.

2. Si duermes boca arriba:

Si bien es cierto que esta es la postura más recomendada por los dermatólogos para personas con exceso de grasa en la piel, la verdad es que no está tan indicada para personas que roncan o que sufren de apnea...independientemente de esto, a lo que nos concierne: elegir una almohada. Para los que duermen boca arriba la almohada debe ser:

postura dormir boca arriba

- Si duermes sobre un colchón suave y adaptable, la recomendación es la misma, que en el caso de dormir de lado sobre un colchón de las mismas características. La almohada debe ser suave y bajita, pero muy transpirable.

- En el caso de que duermas sobre un colchón de firmeza media o alta, la almohada deberá ser de altura siempre media y la firmeza y adaptabilidad, aunque lo más recomendable es media, depende del gusto y a más firmeza del colchón, más firme podrá ser la almohada. El objetivo siempre debe ser buscar el máximo alineamiento posible de la columna y para ello, un buen truco que pueden usar las personas que duermen boca arriba es hacer coincidir la parte central del hombro, con la oreja. En ambos casos, de nuevo la transpirabilidad es importante para conseguir un descanso fresco y reparador, sin sensación de agobio. Para este tipo de durmientes, la almohada Termalfresh Medium-out, a base de viscolátex de formulación exclusiva y funda con plata banda en tejido con malla 3D y Tela Cooler-warmer, es una opción muy aconsejable.

3. Si duermes boca abajo:

Según un estudio publicado por la empresa americana del descanso, Purple, el 16% de la población duerme boca abajo.

Desgraciadamente para este tipo de durmientes, esta postura de descanso es la más desaconsejada de todas, porque si bien es cierto que se reducen los ronquidos, es la posición en la que más sufre la espalda. Además, es aquella donde el cuello sufre una rotación permanente durante un tiempo prolongado y la que puede provocar, por tanto, más problemas de tortícolis y dolores lumbares.

Aun así, son muchas las personas que solo conciben su descanso perfecto durmiendo boca abajo y para todas ellas vamos a dar una serie de ayudas que pueden ayudarles a descansar mejor.

postura dormir boca abajo

- En primer lugar, en relación con la almohada, cuando se duerme boca abajo sobre un colchón suave, el lugar perfecto para colocar la almohada sería bajo la pelvis. Sí, has oído bien, bajo la cadera! Si el colchón es muy suave y adaptable, la zona del cuerpo que sufrirá un mayor hundimiento será la parte de la cintura para abajo. Por ello, la mayor desviación de la columna se producirá en esta zona. Si coló ambos una almohada entre el colchón y la pelvis, corregiremos ligeramente esta desviación y estaremos ayudando a una mayor relajación de la espalda.

- Si se duerme en esta postura, sobre un colchón de firmeza media-alta o alta (por otro lado, la más recomendable para este tipo de postura), se recomienda el uso de una almohada bajita y suave, como la de los niños. En este caso, bajo la cabeza. El objetivo que debe cumplir es el mismo que para el resto de posturas: evitar lo máximo posible desviaciones en la columna.

Para conseguir el descanso perfecto, es tan importante la elección de un colchón que se adapte a nuestras necesidades, como elegir una almohada que también lo haga. Si comparamos nuestro equipo de descanso con un vehículo, el colchón sería el habitáculo y la almohada serían las ruedas. Y ¿Quien quiere un colche nuevo con ruedas gastadas?

No olvides cuidar tu almohada

Y no podemos terminar esta guía, sin unas breves recomendaciones sobre cómo cuidar tu almohada para que duren lo máximo, en el mejor estado posible.

proteger tu almohada

- Protege tu almohada con una funda de almohada. Esto puede parecer algo evidente, pero muchos durmientes aún no son conscientes de ello. Y es que si protegemos nuestro colchón con un cubre colchón para evitar que los líquidos, el sudor o incluso las bacterias penetren en las capas interiores, ¿por qué no vemos igual de importante proteger nuestra almohada? Sobre todo, cuando el núcleo de la almohada está mucho menos protegido que el de un colchón, y muchas veces, factores tan corrientes como el sudor de la cara o la saliva ponen a prueba nuestra almohada cada noche. En el mercado hay muchas. Algunas de ellas, como las de Tencel, con tratamiento transpirable-impermeable, son muy suaves, protegen completamente la almohada y además permiten dormir directamente sobre el protector, como si de una funda de almohada convencional se tratase.

lavar funda regularmente

- Lava la funda de la almohada regularmente. Si usas un protector, podrás lavarla cada menos tiempo, ya que estas creando una barrera física contra los ácaros y otros elementos que pueden poner en riesgo la higiene de tu almohada. Aun así, hacerte con una almohada desenfundable, cuya funda sea lavable en lavadora, te permitirá higienizar tu equipo de descanso con la regularidad que necesites de manera cómoda y efectiva.


Con estos pequeños consejos, esperamos haberte ayudado a saber cómo elegir una almohada, sea donde sea. Ahora sólo queda que investigues un poco entre los modelos que te presentamos y que encuentres la que más se adapta a tus necesidades.

almohada termalfresh soft in almohada termalfresh medium out almohada termalfresh firm in almohada termalfresh yin in almohada termalfresh yang out
  • rebajas de verano
  • rebajas de verano