¿Cuándo se recomienda usar un topper?

Un topper es un complemento que puede ser muy útil si se coloca sobre un colchón, sobre todo si éste no nos proporciona el confort idóneo durante el descanso y no estamos en disposición de cambiar de equipo de descanso, aún. Los Toppers sirven para adaptar la firmeza del colchón sin necesidad de cambiarlo.

¿Qué es un topper?

Es una colchoneta fabricada en diversos materiales y con diferentes acolchados, que se coloca encima del colchón. Pueden tener un relleno de látex, espuma, viscoelástica o fibras naturales, y están recubiertos a su vez con una funda, que habitualmente es lavable.

El topper disminuye el desgaste del colchón, lo protege de la suciedad y le otorga un plus de confort a la hora de descansar. Suelen tener un grosor entre 5 y 10 cm.

¿Cuáles son las ventajas de usar un topper?

Aumenta la duración de la vida del colchón

El colchón tiene un uso intensivo y cada noche sufre poco a poco el deterioro y la deformación que el cuerpo ocasiona. Dependiendo de la calidad del colchón y los materiales con que esté fabricado se notarán los efectos antes o después.

El uso del topper hace que sea éste sea el que reciba un mayor desgaste y deformación por el peso del cuerpo y que sea el topper el que se deteriore por el uso. Además impide que la humedad que el cuerpo genera pase al colchón y lo dañe.

Es más higiénico

El topper impide que los ácaros, bacterias y piel muerta lleguen al colchón manteniendo una mayor higiene durante más tiempo. Los topper suelen ser desenfundables, lo que permite una mejor limpieza.

Económico

La opción de colocar un topper sobre el colchón, puede aliviar de manera puntual ciertos males provocados por una adaptación inadecuada sobre la base de descanso. Lo cierto es que no se recomienda que sea una solución permanente porque el topper se deteriora mucho más rápidamente que un colchón, pero sí que puede resultar, en casos concretos, más económico que el cambio del colchó completo. Sobre todo cuando debemos cambiar el colchón antes de tiempo, debido a un mal matenimiento del colchón o a una elección errónea de éste.

¿Cuándo usar un topper?

El topper prolonga la vida del colchón y lo hace aún más confortable en general, pero hay casos en los que está especielmente indicado.

Prolongar la vida de un viejo colchón

Cuando el colchón haya perdido la firmeza inicial o se haya deformado un poco, el uso de un topper hace que siga siendo confortable durante más tiempo, alargando así la vida útil.

Modificar la firmeza

En los casos de colchones excesivamente firmes y que no haya posibilidad de cambiarlos, el uso de un topper hará que sea más blando en función del material que elijamos.

En colchones de una cara poco adaptables

Existen colchones que sólo tienen acolchados adaptables en una cara y que por tanto no se pueden dar la vuelta, para prolongar su uso. En estos casos, el topper es una capa extra manejable que se puede colocar indistintamente por ambas caras y que sí permitirá voltearlo.

Desde Colchón Exprés no recomendamos el uso del topper como una solución permanente para sus problemas de descanso, sino como un 'parche resultón' que puede aliviar los problemas de confort que genera un colchón que no vayamos a utilizar durante un uso prolongado. Por ejemplo el colchón de la casa de la playa, o de una casa de vacaciones. Aunque si de verdad quieres disfrutar plenamente de tu tiempo libre, te recomendamos que inviertas en descanso. Sacarás mucho más paartido a tu descanso.

Y con Colchón Exprés puedes hacerlo, financiando todas tus compras en pequeñas cuotas SIN INTERESES ni gastos de apertura. Confía tu descanso a Colchón Exprés, no te defraudará.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra : Politica de cookies
x