Cómo elegir una almohada

  • Para conseguir el descanso perfecto, es tan importante la elección de un colchón que se adapte a nuestras necesidades, como elegir una almohada que también lo haga.

    Si comparamos nuestro equipo de descanso con un vehículo, el colchón sería el habitáculo y la almohada serían las ruedas. Y si hemos invertido nuestro esfuerzo y nuestro dinero en un colchón de alta gama, no podemos acompañar este descanso, con nuestra vieja almohada.

  • como elegir colchon

Elegir una almohada según nuestra posición

En primer lugar, lo que tenemos que tener en cuenta para elegir una almohada adecuada a nuestro descanso, es saber en la postura más habitual que adoptamos al dormir. Esto nos permitirá conocer qué firmeza debe tener nuestra almohada ideal, es decir, determinar su altura y soporte.

Las indicaciones de la OCU para encontrar la  almohada perfecta, son

  • Almohadas de altura baja: 10-11 cm, para aquellas personas que duermen boca abajo y para los niños pequeños. (No obstante, es importante recalcar, que los especialistas no recomiendan dormir en esta posición ya que es aquella en la que se consigue un nivel de descanso inferior, a igualdad de características de equipos de descanso).
  • Almohadas de altura media: 12- 13 cm, para aquellas personas que duermen boca arriba. Recomendando que en estos casos, la firmeza de la almohada, al igual que la del colchón sea intermedia.
  • Almohada de altura elevada: 15 cm, para personas que duermen de lado. De esta forma se consigue la posición idónea para el descanso reparador, que el cuello y la cabeza queden en línea con la columna.

Los materiales para elegir una almohada

Una vez determinada la altura y la firmeza idónea para cada cual, es importante elegir el material de confección de la almohada para que la sensación de descanso reparador sea completa. En esta elección, entra en juego la firmeza del colchón, ya que un colchón más suave, requerirá de una almohada más baja y uno más firme, de una más alta. La razón de esto se debe, a que lo que se busca en todo momento, es mantener la correcta alineación de la zona: columna-cuello-cabeza.

Los materiales más habituales de confección del 95% de las almohadas del mercado son:

  • Viscoelástica: Se trata de almohadas que crean un molde personalizado de la bizona cuello-cabeza. Son adecuadas para personas que duermen de lado, aunque pueden ser incómodas para aquellos que se mueven mucho durante la noche, ya que tardan un tiempo hasta que recuperan su forma original.
  • Látex: Se trata de un soporte adecuado para aquellas personas que duermen de lado o para aquellos que se mueven mucho al dormir, ya que no necesita tiempo de recuperación. La firmeza de éstas dependerá de si el látex de su composición es natural, sintético o mezcla de ambos. También son adecuadas para personas que tienen problemas de alergia porque no permiten la proliferación de ácaros.
  • Fibra: Se trata de almohadas de firmeza muy blanda, que son adecuadas para personas muy delgadas y para niños. Son almohadas muy económicas y no presentan problemas de alergias. 
  • Plumón y Plumas: Son almohadas blandas que recuperan rápidamente su forma original, pero que no sujetan correctamente el cuello, ni se recomiendan para personas robustas ni con problemas de alergias.

Con estos pequeños consejos esperamos haberte guiado un poco más en la búsqueda de la almohada perfecta. Ahora sólo queda que investigues un poco entre los modelos que te presentamos y que encuentres la que mejor se adapta a ti.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra : Politica de cookies
x