Sufrir trastorno del sueño en ocasiones es algo perfectamente normal y que todos sufriremos en algún momento de nuestra vida. Ronquidos, apnea del sueño, insomnio, sonambulismo, piernas inquietas, narcolepsia… hay más de 100 trastornos de sueño diferentes y cada uno nos afecta de una forma distinta.

La ICSD (International Classification of Sleeping Disorders) separa en seis categorías los distintos tipos de trastorno del sueño

1. Insomnio

El insomnio implica una dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido y conlleva períodos de vigilia nocturna y falta de sueño.

El insomnio puede ser primario o secundario. Es primario cuando sus factores desencadenantes pueden ser externos o internos pero en ningún caso está relacionado con otra dolencia. El insomnio secundario se produce como síntoma de alguna enfermedad médica o psiquiátrica, otro trastorno del sueño o el abuso de substancias.

trastorno del sueño

2. Trastorno del sueño relativo a la respiración

El síndrome de apnea del sueño incluye todos aquellos episodios en los que el trabajo respiratorio se ve disminuido o incluso interrumpido durante el sueño de forma cíclica o intermitente. Las interrupciones pueden durar entre unos segundos y varios minutos, produciéndose varias veces cada hora.

La apnea del sueño hace que el descanso sea de mala calidad y que repercuta durante el día, sintiendo cansancio y mucha sensación de sueño. Es un trastorno crónico y que debe ser tratado ya que puede desembocar en problemas mayores al aumentar el riesgo de sufrir accidentes vasculares. A veces será suficiente con cambios en los hábitos de vida, en otras ocasiones será necesario recurrir a dispositivos de asistencia a la respiración o incluso cirugía.

3. Hipersomnia

Se caracteriza por tener sueño constantemente y de forma involuntaria. Produce falta de concentración, fatiga, cansancio y problemas motores, lo que afecta al ritmo diario. No suele producirse dificultad a la hora de conciliar el sueño, pero éste no suele ser reparador; normalmente a las personas que sufren hipersomnia les cuesta enormemente levantarse, presentando lo conocido como “borrachera de sueño”, presentarán irritabilidad y desorientación.

El caso más grave de hipersomnia es la narcolepsia; produce ataques incontrolables de sueño, y la persona que los sufre se quedará dormida sin poder remediarlo. Ocurren cada 3 o 4 horas y para superar el episodio es necesario dormir.

trastorno del sueño

4. Trastornos de ritmo circadiano

Estos trastornos se presentan cuando existe una asincronía entre los ritmos de sueño y vigilia respecto a la tierra (día y noche) y los ritmos del individuo. Presentarán por tanto insomnio durante la noche y somnolencia durante el día. Si la persona que sufre este trastorno del sueño se echa a dormir cuando le llega el impulso de hacerlo, dormirá normalmente; el problema es que su ritmo no va acorde con el establecido para trabajar y llevar una vida normal.

5. Parasomnia

Las parasomnias son trastornos de la conducta durante el sueño. Se suelen presentar en los periodos de transición sueño-vigilia y los más comunes son el sonambulismo y los terrores nocturnos. Se suelen presentar en las primeras horas de sueño y son más comunes en niños.

La enuresis, pesadillas, hablar dormido…son también otros tipos de parasomnia. Todas ellas producen alteraciones del sueño pudiendo conllevar interrupciones parciales de éste que sin embrago no provocan cambios en los mecanismos que regulan el sueño y la vigilia.

6. Trastornos de sueño relativos al movimiento

Suelen ser movimientos relativamente simples y cotidianos, pero que interrumpen el sueño. El síndrome de piernas inquietas, por ejemplo, se caracteriza por la irresistible necesidad de mover las piernas acompañándose en ocasiones de incómodas parestesias en estos miembros. El bruxismo, los calambres en las piernas o movimientos rítmicos durante el sueño se incluyen en esta categoría, y todos ellos llevan a microdespertares que trastocan el ritmo natural del sueño.

Qué hacer ante un trastorno del sueño

Un trastorno leve como los ronquidos puede fácilmente solucionarse con la almohada adecuada o con un somier articulado. Sin embargo, es recomendable consultar con un especialista ya que en ocasiones se puede requerir medicación u otros tratamientos para corregir el trastorno. En nuestras tiendas podremos aconsejarte sobre el equipamiento necesario para favorecer un sueño reparador.

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest