Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, por eso es imprescindible que no seamos rácanos y nos añadamos al café un par de tostadas con aceite y sal, por ejemplo, así afrontaremos mejor el resto del día. Pero hasta la hora de la comida, si desayunos muy temprano, es normal que nos encontremos cada vez más decaídos si no ingerimos nada más. Por eso, hay que cuidar también la segunda comida del día, que no es el almuerzo, sino lo que denominaremos el tentempié o snack de media mañana.

En un post anterior, sobre rutinas para despertarse bien, os dijimos que “siempre es bueno picar algo saludable y que te recargue las pilas” sobre las diez u once de la mañana. Hemos recopilado un par de recetas de las que tanto nos gustan (usando un poco la imaginación y las habilidades culinarias) para vosotros.

Tentempiés fresquitos

Con la llegada del calor se ha convertido en una necesidad imperiosa comer snacks refrescantes, pero que cumplan con su función alimenticia. Por eso os traemos estas dos ideas: polos de yogurt desnatado con frutas y macedonia de frutas de temporada.

Como verás estas ideas necesitan refrigeración, te recomendamos que las dejes para los días en los que puedes quedarte en casa o, sino, que las lleves al trabajo en una fiambrera y las metas en la nevera nada más llegar para que no pierdan propiedades (ni se derritan en el caso de los helados).

¿Cómo hacer los polos de yogurt desnatado? Pues más sencillo no puede ser. Si no tienes heladeras, cosa habitual, puedes usar los vasitos del propio yogurt. En un recipiente mezcla el yogurt desnatado, previamente batido, con dos cucharadas de miel y un poco de jugo de limón. Antes de echar la mezcla en los recipientes cubre el fondo con trocitos de mango y luego las cubres. No los rellenes hasta arriba, deja espacio de un dedo y añade los palitos.

“Truco: recopila los palos de helados anteriores que hayas comprado y cubre el recipiente con un poco de fil trasparente para que no se muevan en el proceso y queden torcidos”

manzana

Una macedonia es la receta más sencilla y sana del universo. Lo único que necesitas son frutas, almíbar, zumo de naranja y un tupperware. Para el almíbar necesitarás 375 gr de azúcar y 250 ml de agua: pon el agua al fuego con el azúcar y espera a que hierva durante dos minutos, deja que se temple y reserva.

Trocea las frutas: pera, manzana, mango, uvas y melón; o, si te gustan las macedonias rojas, usa fresas, frambuesas, arándanos y sandía. En cualquiera de los casos añade unas gotitas de limón para evitar que las frutas se oxiden. En el tupperware con las frutas añade el zumo de naranja y el almíbar. Déjala unas horas en la nevera.

“Si haces la macedonia por la noche estará perfecta para el día siguiente a media mañana”

Snack crocante

Y si tú eres de los que le gusta el crujiente, este es tu snack. Parte rodajas muy finas de manzana, casi trasparentes. Pon una lámina de papel vegetal en una bandeja de horno y las rodajas de manzana. Espolvorea con un poco de azúcar moreno y canela. Con el horno precalentado déjalas hasta que se doren a una temperatura de 100ºC.

Esperamos que estas ideas te hayan gustado y te refresquen en esta época del año. Déjanos tu opinión en la sección de comentarios inferior o en nuestras redes sociales. ¡Bon appétit!

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest