Suena el despertador y toca ponerse en marcha; desarroparnos, encender la lamparita, calzarnos las pantuflas e ir tambaleándonos hasta el baño. Seguro que más de una vez te ha pasado que, a pesar de haberte lavado la cara o duchado y haber desayunado, todavía sigues dormido y en lo único que piensas es en volver a tu cama calentita. Para aquellos días en los levantarse se convierte en una tarea ardua y azarosa te dejamos unos tips.

Crear una rutina te ayudará a afrontar los días con mayor optimismo. No solo hablamos de rutinas para antes de dormir que optimizan la higiene del sueño y nos ayudan a descansar mejor; todo lo contrario, tan importante es tener una rutina para antes de dormir, como tener una rutina para despertarse.

Rutinas para sonreír desde por la mañana

Para conseguirlo lo primero que te recomendamos hacer es poner el despertador a la misma hora siempre para crear una rutina. Muchos estudios han demostrado que tras 21 días el cuerpo se acostumbra y al final casi te vas a despertar solo. Pero, ¡ojo! Lo mejor es que pongas dos alarmas: una cinco minutos antes de la hora y luego la oficial, con ello conseguirás levantarte más relajado porque en esos cinco minutos has tenido tiempo de mentalizarte. Si eres de esas personas que vuelven a quedarse dormidas lo que necesitas es una canción que siga sonando.

“Selecciona alguna que no sea demasiado estridente: quieres despertarte no tener un infarto”

Lo siguiente que te recomendamos es crear una lista de reproducción de música que te anime, que te saque una sonrisa para empezar bien el día. Haz una lista larga para no escuchar todas las mañanas las mismas canciones y que te termines aburriendo. Unas 100 canciones estarán bien, selecciona el modo aleatorio y dale al play, tus grandes éxitos harán el resto.

“Déjala puesta hasta que salgas de casa (pero a un volumen prudente, no queremos que se quejen los vecinos)”

Ahora que ya te has metalizado y puesto música toca realizar unos estiramientos para que se active el cuerpo, sobre todo el cuello, la espalda y el abdomen. No hace falta que nos pongamos a hacer abdominales, es cuestión de relajarse. Aquí te dejamos un artículo de El País en el que explican con detalle cuáles son los ejercicios más beneficiosos: “8 ejercicios para levantarse sin dolor”.

“Me veo horrible”

Si lo primero que piensas cuando te miras al espejo por la mañana es que estás espantoso date una ducha, el cambio de actitud que experimentarás será sorprendente. El proceso de peinarse, vestirse y arreglarse es primordial para estar a gusto con nosotros mismos durante toda la jornada.

“Consejo: prepara la ropa la noche anterior para no perder tiempo”

Te sorprendería saber la cantidad de tiempo que perdemos por la mañana eligiendo la ropa que nos vamos a poner, por eso lo mejor que puedes hacer si eres una persona indecisa es dedicar quince minutos por la noche a elegir lo que vas a ponerte al día siguiente. En el caso de que olvidaras hacerlo lo que te recomendamos es que tengas un par de conjuntos comodín. ¿Qué son los conjuntos comodín? Aquellas combinaciones de ropa que ya sabes que te quedan bien porque los colores ‘pegan’ y con los que vas cómodo. No entrarás en pánico y cuando mires el reloj no será la hora de salir pitando.

Por último, un buen desayuno es la clave. Te dejamos aquí un post anterior en el que te explicamos con detalle algunas ideas de desayunos rápidos y deliciosos. Y no olvides coger un snack para media mañana, aunque el desayuno haya sido copioso siempre es bueno picar algo saludable y que te recargue las pilas (¿te interesa que hagamos un post sobre ello? Déjanoslo en los comentarios).

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest