Llega la hora de comprar nuestro primer colchón o simplemente de renovarlo, y nos asaltan las dudas: “¿Qué colchón comprar? ¿De qué material? ¿Cuál es el mejor colchón para mis necesidades? Son cuestiones que nos abordan y para las que nadie parece poder darnos una respuesta realmente clara y concisa. Nosotros vamos a intentar poner nuestro granito de arena para que no te equivoques al elegir.

Qué colchón comprar. Por dónde empezar.

El mejor consejo para acertar en tu compra está en tí mismo. ¿Cómo descansas? ¿Qué preferencias tienes? ¿Qué gustos o necesidades? La realidad es que, aunque si hay importantes diferencias en calidades entre unos modelos y otros, un colchón buenísimo para una persona no tiene por que ser el más conveniente para ti.

Por ello nuestra primera recomendación es que acudas a un establecimiento especializado en descanso, y pidas asesoramiento profesional al encargado. Él debería solicitarte determinados datos, para conocer mejor tus necesidades y poder ofrecerte una solución personalizada y tu medida.

Principales factores para acertar al elegir qué colchón comprar.

Veamos cuales son los factores más importantes a considerar en la elección de nuestro colchón:

1 . EDAD

La edad es determinante. No es lo mismo un colchón para un adulto, joven o para un niño. Además de las obvias, diferencias de peso y morfología propias de la edad, las horas de sueño y circunstancias de cada individuo varían con la edad (en un bebé necesitaremos un colchón duro, que le mantenga la espalda muy recta, le sostenga bien el cuello y evite posibles problemas de asfixia; mientras que en personas mayores a partir de determinadas edades, son más comunes dolencias de espalda y articulaciones que pueden ser aliviadas con determinados tipos de colchones).

2. PESO

En personas de bastante peso, lo mejor y más recomendable, son colchones de gran firmeza, que proporcionen una buena sujeción y no se hunden fácilmente (manteniendo la columna bien estirada) y estabilidad en el momento del descanso. De otro modo, se hundiría y tu cuerpo se vería resentido día tras día por un descanso deficiente. En casos opuestos , de personas de bajo peso, se deben elegir colchones menos firmes que permitan cierta adaptabildad, acoplándose fácilmente a la forma del cuerpo y repartiendo la presión a lo largo de toda la superficie de contacto con el colchón.

3. ALTURA

Para acertar con la compra del mejor colchón para tí, y tus necesidades, la altura es un factor más a considerar. El colchón más adecuado será el que tenga el largo de unos 10cm más de la altura de la persona que vaya a descansar en el. Así evitaremos que en medio de los movimientos o desplazamientos que realizamos cuando estamos dormidos, nuestros pies queden fuera de la zona de descanso.

También es importante a la hora de analizar el alivio de presión que cada modelo de colchón puede ofrecer a cada persona. La presión se repartirá de manera diferente para dos personas que pesando lo mismo (por ejemplo, 80 kilos) tengan una gran diferencia de altura (160 cm vs 185, por ejemplo).

4. DUERMES SOLO O EN COMPAÑÍA

La elección de nuestro colchón también dependerá de si en él van a dormir una o dos personas. Todos los factores anteriormente citados habría que analizarlos individualmente en ambos miembros de la pareja. En casos en los que la diferencia de peso o morfología es muy grande, recomendamos optar por colchones bi-zona (colchones con dos zonas personalizadas para cada miembro de la pareja, aunque unidas entre sí) como el colchón Dual Confort de la marca Ingravity.

Para casos más normales, dónde no se precise de un sistema bi-zona, si es siempre recomendable elegir colchones que garanticen la independencia de lechos, de manera que lo que ocurre en un lado del colchón, no afecta a la otra parte. De esta manera los habituales despertares por movimientos de la pareja, si minimizan, mejorando la calidad del descanso de ambos durmientes.

5. ¿PARA QUÉ VAMOS A UTILIZAR EL COLCHÓN?

No olvidemos que nuestra decisión tendrá que ser tomada en función de las necesidades que tengamos. Un colchón para una habitación de invitados, para una cama en una vivienda que es segunda residencia, o nuestro dormitorio habitual, no tienen nada que ver. Ocasionalmente, podemos dormir en casi cualquier tipo de colchón, la elección entonces puede estar mucho más motivada por el precio. Pero si buscamos un colchón para todos los días, para nuestro descanso diario, debemos de tomarnos nuestro tiempo hasta dar con nuestro colchón ideal.

6. HÁBITOS Y GUSTOS AL DORMIR

La postura en la que descansamos también influye en la decisión de la compra del colchón que mejor se adapte a nosotros. Si somos de los que dormimos boca abajo, boca arriba, de lado o nos movemos sin parar durante la noche, tendremos que saber qué tipo de colchón es más recomendable para nosotros.

Dormir boca arriba, descansando con la espalda completamente sobre el colchón, será sinónimo de personas que deben escoger un colchón de gran firmeza y rigidez, para que su espalda no sufra en exceso. En cambio, si eres de los que duermen de lado, será siempre recomendable un colchón con menos firmeza, lo suficiente como para que el hombro se pueda hundir levemente y así, encontrar una postura que a la vez que favorece el descanso, no sea perjudicial para nuestra columna y cervicales.

7. MATERIALES

Actualmente los principales materiales para la confección de los colchones son de espuma, de muelles, de látex y viscoelástica. Aunque hace unos años, había una gran obsesión por los colchones de viscoelástica, la realidad es que hoy en día la mayoría de los colchones suelen ser una combinación de varias capas de materiales (núcleo de muelles con una o varias capas de visco en la superficie; núcleo de látex con capas de viscolástica de alta densidad, etc).

Aunque lógicamente las características generales de confort de un colchón, vienen dadas por los materiales de los que está compuesto y las calidades de los mismos, nuestra recomendación es que la elección de qué colchón comprar nunca debe estar exclusivamente basada en un listado de características técnicas. Muchas veces se comete el error de comparar varios colchones por los centímetros de viscoelástica que tienen, en vez de fijarse en otros factores mucho más importantes como la calidad de la misma, o los niveles de alivio de presión y respuesta en tumbada que ofrece cada modelo.

El SleepTest – Tecnología para la elección de un colchón adecuado

En Colchon Exprés, venimos aplicando desde hace unos meses una innovadora tecnología para la mejora en el asesoramiento de sistemas de descanso, llamada SleepTest.

SleepTest se basa en el estudio morfológico del cuerpo de cada cliente por medio de una manta sensible a la presión, con la que se analiza la respuesta y capacidad de adaptación de cada colchón a las singularidades de cada persona.

De esta manera, podemos detectar aquellos puntos de cuerpo que sufren más presión durante la noche y dónde generalmente el cliente tiene molestias o incluso dolencias, y encontrar aquellos colchones que mejor les convienen.

Si estás interesado en probarlo, puedes solicitar un estudio personalizado aquí.

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest