Levantarse es una ardua tarea y más cuando no se ha descansado bien. Para solventarlo toma un buen desayuno completo, nada de un vaso de leche y dos galletas, eso no alimenta y hará que tengas hambre a los dos minutos de entrar a trabajar. Tampoco hace falta que te levantes media hora antes para preparar un desayuno continental como el de los hoteles, con que no retrases la alarma y la pongas cinco minutitos antes será más que necesario para preparar algunos de los desayunos que te ofrecemos a continuación.

Si eres de los que tienen el estómago cerrado nada más levantarse lo mejor que puedes hacer es dejar el desayuno para el final. Date una ducha, vístete y arregla la habitación.

“Después de media hora tu estómago será más receptivo”

Ahora viene lo fácil. Coge un pedazo de pan (de ese que te sobró ayer en la cena y que se te va a quedar duro) tuéstalo y échale un par de gotitas de aceite y sal. Acompáñalo de un zumo (si es natural mejor, pero los de cartón también están buenos – busca alguno que no tenga demasiados aditivos y conservantes) y para finalizar una buena taza de café al gusto. Lo bueno que tiene este desayuno es que es lo puedes personalizar: añade una loncha de jamón y otra de tomate, o un poco de queso de untar y una loncha de jamón de york/pavo con una ramita de cebollino.

Para los que son más de dulce poned unas rodajitas de fruta (fresas, plátano, kiwi, papaya o lo que se os ocurra) y una cucharadita de miel por encima. Espolvorea con chía o unas almendras laminadas y para dentro.

“Como lo sano se lleva mucho y está de moda, puedes usar pan de centeno, integral o de otros cereales, son ricos en fibra y regulan el organismo”

Desayunos con fundamento

A continuación os dejamos dos desayunos más elaborados para aquellos días en los que el tiempo no sea un problema y os apetezca mimaros. En un bol pon un yogurt natural, frutas al gusto, una cucharada de miel y cereales para darle un toque crujiente (por ejemplo, una selección de frutos rojos o manzana, plátano y pera). Para acompañarlo haz una tortilla de claras y espolvorea con un poco de orégano. Finalmente calienta un poco de leche y échale cacao en polvo. ¿Tiene buena pinta, no? (Puedes sustituir la bebida por un café, en tus manos lo dejamos).

descanso_desayuno_hojaldre

Y por último, lo que vas a necesitar para elaborar este riquísimo desayuno es: una plancha de hojaldre, miel, almendras en láminas y un poco de crema de chocolate. Extiende la masa de hojaldre y divídela en cuadraditos. Unta un poco de la crema de chocolate y ciérrala formando un triángulo. Ponlos en la bandeja del horno con papel encerado; píntalos con miel y espolvorea las almendras. Sácalos cuando estén doraditos y deja enfriar un par de minutos en una rejilla.

Acompáñalo con un zumo de melocotón y un vaso de leche con un chorrito de miel. Cambia el relleno dependiendo de lo que te apetezca, puedes poner mermelada, compota de manzana, o hazlos salados con unas lonchas de embutido y queso para que se funda.

“Como esta receta requiere de horno, hazla nada más levantarte para que cuando estés listo para desayunar también lo estén estas delicias”

Dinos en los comentarios cuál de estos desayunos te ha gustado más y vas a poner en práctica. Comparte con nosotros tus recetas saludables para empezar bien la mañana. ¡Bon appétit!

PD.: si quieres tenerlo todo, un buen desayuno y un buen descanso, consulta a nuestros expertos a través de la página web o en las tiendas de Colchón Exprés. No te conformes, duerme bien.

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest