Bendita por siempre seas

Mi cama tú, mi morada

Porque veas lo que veas,

te mantienes muy callada.

Antes de lana, jergón.

Ahora de muelles, colchón.

Encima buen edredón

y en la testa, mi almohadón.

Hoy, te diré dos verdades:

te las digo sin rubor

En ti, pasé enfermedades

y también hago el amor.

En ti, mi fiebre he sudado

y he dormido enamorado.

En pesadillas, yo sueño.

Escucha bien lo que digo.

Yo creo, no ser tu dueño.

Ahora, soy un mendigo.

Ya no duermo en mi colchón,

reposo, sobre caja de cartón.

Una manta llena piojos

resquicio de desalojos.

Dentro yo, y fuera,

un cartón, medio de vino

una caja de nevera.

Qué vida, ningún destino.

Un perro, por compañero

y un futuro traicionero.

Cama, camita, mi cama.

En ti duermo, como un oso

como pájaro, en su rama

mi lecho, tú, mi reposo.

También he de ser sincero,

cuando hago mi camino,

cuando voy de rociero,

tú, me importas un pepino.

Y yo duermo sobre el suelo,

como dormía mi abuelo.

En ti veo anochecer,

metidito en mi pijama

y encuentro el amanecer.

En ti, mi camita, cama

quien sería el temerario,

siendo tú, el mejor invento,

de despertarme a diario.

E inventar sin fundamente,

ese ruido tan odioso,

que destroza mi reposo.

Ese maldito inventor,

que creó el despertador.

Ahora, concilio mi sueño

contando, mis ovejitas, (una, dos, tres..)

y, me duermo como un leño

sobre mi Colchón Exprés.

Gracias – Quique.

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest