En muchas ocasiones los padres creen equivocadamente que, al pesar poco, a los niños les vale cualquier colchón. Este argumento, aunque parcialmente correcto (las personas con poco peso suelen requerir colchones con menores requisitos de adaptabilidad, firmeza, durabilidad …), va en perjuicio de la salud y el correcto desarrollo del niño.

“El desarrollo físico y psíquico de nuestros hijos, depende en gran medida, de un buen descanso.”

Por lo que hoy os vamos a dar algunas pautas básicas para elegir un colchón adecuado para un niño.

En qué fijarse al comprar colchones para niños

 

1- No utilizar colchones de segunda mano

Es habitual que los niños hereden los colchones de sus hermanos mayores, primos, hijos de amigos, etc. Esto, aunque pueda suponer algo de ahorro para el bolsillo, no es algo demasiado recomendable. Los colchones (sobretodo si no son de buena calidad) con el uso sufren desgaste, pierden poco a poco su forma original y se van deformando. Un colchón deformado puede repercutir muy negativamente en el descanso del niño. No obstante, esta no es la principal razón por la que se debe evitar utilizar colchones de segunda mano.

El principal motivo es la higiene. Todos los colchones acumulan ácaros, polvo y suciedad. En el caso de colchones infantiles, este factor es aún más agudo, ya que también pueden estar sometidos a manchas y derrame de líquidos.

“La acumulación de suciedad y ácaros, es la razón principal por la que se debe renovar el colchón. Ya sea de un adulto o de un niño.”

2- Nivel de adaptación óptima

No todos los colchones son válidos para los niños (aunque sean muy caros). Los niños, al tener menor peso que los adultos, ofrecen menos presión sobre el colchón, requiriendo un menor nivel de firmeza en el mismo para que la espalda quede correctamente alineada (tanto cuando se tumban boca-arriba o como cuando se tumban de lado).

“Un colchón excesivamente firme y poco adaptable, provocará que el cuerpo del niño no descanse en la posición correcta, y puede derivar en futuros problemas de espalda”.

3- Elegir colchones desenfundables

Los colchones desenfundables permiten separar la funda que cubre el núcleo del colchón y lavarla o tratarla con productos especiales. Esto es especialmente recomendable en el caso de colchones para niños, puesto que están sometidos a muchos más riesgos de manchas, derramamiento de líquidos, etc. El poder lavar la funda, y dejar el colchón como nuevo, permite garantizar la higiene del colchón durante mucho más tiempo.

4- Utilizar cubrecolchones impermeables

Los cubrecolchones son fundas independientes para el colchón, que pueden funcionar a modo de sábana bajera. Algunos modelos están fabricados con tejidos impermeables (pero transpirables), reduciendo el riesgo de que el colchón se manche ante posibles percances.

5- Elegir colchones que sirvan al niño durante varias etapas de su desarrollo

Uno de los principales motivos por los que muchos padres descartan hacer un gran desembolso al comprar colchones para sus hijos, es que piensan, que como el niño/a va a ir creciendo muy rápido, habrán de cambiar de colchón cada poco tiempo. ¿Para qué gastarme una fortuna en un colchón, si va a haber que cambiarlo dentro de un par de años?

Hoy en día, existen novedosos colchones para niños, que vienen diseñados para cubrir las diversas etapas de desarrollo de un niño, y acompañarle durante su crecimiento. En ColchonExprés, por ejemplo, contamos con el colchón Biocelular Kids Etapas de la marca Ingravity.

colchones_para_niños_biocelular_kigs_etapas

Un colchón voltable a dos caras:

  • Cara A: con Firmeza Media para un mayor confort en los primeros años de crecimiento (2-12 años)
  • Cara B: con Firmeza Alta, ideal para niños en edad adolescente, que tienen un peso superior (a partir de los 13 años). Se recomienda usar la Cara B a paritr de 30-35 kg de peso.

colchones_para_niños_biocelular_kids_etapas

 

El colchón juvenil Biocelular Kids Etapas, tiene dos modelos. La versión normal, y una segunda versión de mayor gama. La principal diferencia entre ambos, es que el tope de gama es desenfundable. La funda se puede desprender del colchón para ser lavada en lavadora, facilitando la higienización del colchón.

colchones_para_niños_biocelular_kids_etapas_2

Además, la propia funda tiene 2 caras:

  • Cara de verano: con tejido con malla 3D de algodón y bambú natural. Ambos hipoalergénicos y muy transpirables.
  • Cara de invierno: tapizada con tejido con tratamiento Celliant, que favorece la regeneración celular y permite una mayor oxigenación de los tejidos. Ideal para niños con elevada actividad diaria.

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest