[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Nos acostamos pronto para asegurarnos de dormir suficientes horas, pero a lo largo de la noche hemos tenido pequeños micro-despertares que no le damos importancia. Cuando suena el despertador nos sentimos muy cansados y como si no hubiéramos dormido lo suficiente. Entonces pensamos que esas roturas de sueño si que pueden realmente afectar a nuestro descanso provocar que no tengamos energía por las mañanas. Aquí vamos a comentar como evitar despertarse por la noche o tener micro-despertares nocturnos.

¿Qué son los micro-despertares?

Los micro-despertares o despertarse por la noche produce una rotura de nuestro ciclo del sueño, con lo que impide que tengamos fases de sueño profundo ( fase del sueño donde realmente estamos recuperando energía ), y cuando volvemos a dormirnos hay que empezar de nuevo. Generalmente si esto pasa una sola vez por la noche, no es un problema grave, pero si sufrimos estos micro-despertares muy continuos, por la mañana estaremos peor que antes de acostarnos.

Pricipales causas por las que nos despertamos por la noche

Las principales causas de los micro-despertares o despertarse por la noche son debidas a falta de confort durmiendo. Si nuestro cuerpo no se encuentra “cómodo” tiende a moverse para intentar corregirlo, cuando hacemos ese movimiento es cuando no podemos despertarnos por la noche, aunque solo sea un segundo. Suficiente para romper el ciclo.

Esa falta de confort tiene 4 posibles causas:

  1. La temperatura
  2. El colchón
  3. La almohada
  4. Estrés

1.- Temperatura: Dormir con exceso o defecto de calor en la habitación resulta en una gran dificultad para nuestro cuerpo. El cuerpo trabaja para ajustar a su temperatura durante las distintas fases del sueño, y busca soluciones modificando la postura, destapándose, etc. Hoy en día ya hay soluciones tecnológicas de descanso, cómo el sistema de descanso Termalfresh, que están específicamente diseñadas para paliar las oscilaciones de temperatura durante la noche, y minimizar de este modo el trabajo que ha de realizar el cuerpo.

2.- El colchón: Es el problema más frecuente, ya que es un elemento que habitualmente no se considera como factor, pero que tiene una incidencia directa en nuestro confort. Un colchón que no este adecuado a nuestra morfología, forma de dormir, y preferencias de confort, no solo puede hacer que nos despertemos por la noche, sino que también nos puede producir múltiples problemas musculares. Por ello, y como siempre, volver a insistir en la conveniencia de hacer una buena elección del colchón sobre el que vamos a descansar, valiéndose de tecnologías cómo Sleep Test.

3.- La almohada: Al igual que el colchón es muy importante tener una almohada que se ajuste a nuestras necesidades y forma de dormir. Tener una almohada demasiado dura, demasiado alta, o todo lo contrario, desencadena que nuestro cuerpo, sobre todo hombros y brazos, intenten ajustarse para corregir esa falta de confort. Provocando también reacciones parecidas en el resto del cuerpo que, al tener una parte desajustada, se intenta volver a equilibrar.

4.- Estrés: Es sin duda la causa más difícil de combatir. Tenemos que intentar tomar las medidas necesarias para que nuestro proceso de ir a dormir sea también una forma de romper con los problemas del día a día.

* Hay una causa más, pero es del todo inevitable, tener que ir al baño, como dirían la mayoría de los padres… es importante ir justo antes de meterse en la cama y así evitar en la medida de lo posible que suceda.

¡Felices sueños![/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest