La almohada es uno de los elementos más difíciles de seleccionar en nuestro equipo de descanso. En la mayoría de los casos no le prestamos ninguna atención y en otros simplemente no conocemos los puntos a tener en cuenta cuando seleccionamos una almohada.

Lo primero que debemos saber es que la vida promedio de una almohada (según estudio de ASOCAMA), es de 2 años. Es uno de los elementos de nuestro dormitorio que más sufre, suda, ensucia, etc. se ha demostrado que al cumplir con el segundo año de vida, pierden sus propiedades de sujeción, adaptabilidad, y el número de baterías y agentes biológicos es demasiado alto y puede llegar a ser perjudicial.

Antes de ir a una tienda y ver que opciones existen hay algunos aspectos que debemos de tener en cuenta:

  • Dormimos solos o acompañados: Tenemos que considerar que si las necesidades de nuestra pareja y las nuestras son muy diferentes, y en la mayoría de los casos es así. Lo más conveniente es pensar en dos almohadas en vez de una sola.
  • Postura al dormir: Dependiendo de nuestra postura al dormir nuestro cuerpo y columna requieren distintos tipos de adaptación. Si dormimos de lado o en posición fetal, necesitaremos un soporte más alto y duro para evitar problemas cervicales, o exceso de movimiento nocturno. Si por el contrario dormimos boca arriba, necesitaremos una almohada que se adapte bien a nuestro cuello, y que tienda a ser de altura media-baja; una almohada excesivamente alta nos puede ocasionar problemas respiratorios y cervicales. Dormir boca abajo, no esta nada recomendado, y deberías intentar por todos los medios corregir la postura, pero mientras tienes que pensar en una almohada muy baja, adaptable y sobre todo con una gran transpiración.
  • Nuestra morfología: La forma de nuestro cuerpo y peso son factores determinantes en nuestra elección del almohada. Por eso es importante conocer las características de la almohada y los materiales en que esta fabricada. Las almohadas de fibra o pluma, tienen una mayor transpiración, dan un soporte blando y suelen ser de medida media-baja. Las almohadas viscoelástica y látex tienen una menor transpiración pero son firmes, con una gran adaptabilidad, las hay disponibles en muchas medidas, y se adaptan perfectamente a nuestra morfología.

Los precios de las almohadas van desde los 7 € a los 200€ o más. Saber elegir la almohada correcta no tiene precio. Nos ayudará a dormir mejor, evitará problemas cervicales como la torticulis, mejorara la oxigenación lo que se traduce en un menor riesgo de apnea, y mayor recuperación durante el descanso, y evitará microdespertares nocturnos debidos a los movimientos que nuestro cuerpo realiza cuando no esta cómodo.

Ventajas de comprar en Colchón Exprés

Pruébalo

100 días para probar tu colchón

Financiación

Hasta 40 meses sin intereses

Entrega Exprés

En menos de 24h/72h

Transporte Gratis*

En toda la península

Todo lo que necesitas

Hasta el 60%

Colchones

Hasta el 30%

Somieres

Hasta el 50%

Canapes

Hasta el 10%

Almohadas

Suscríbete a nuestro boletín
91 677 69 46

Pin It on Pinterest