¿Es mejor una almohada doble o dos simples?

La elección de la almohada requiere la misma atención que la del colchón. La forma en que la cabeza y hombros descansan es determinante para conseguir un sueño reparador y cada persona tiene unas necesidades específicas en ese sentido. Por eso a veces dormir con una almohada doble no es lo más recomendable, ya que raramente los dos integrantes de la pareja van a necesitar lo mismo.

Cada persona adopta una postura distinta al dormir, y por tanto la almohada se trata del componente más personal del equipo de descanso. Además, cada persona, conforme a sus características físicas, necesita una talla u otra de almohada. Una mala almohada puede provocar malas noches e incluso dolores cervicales. 

Elegir la almohada adecuada

Para lograr un descanso adecuado es imprescindible una buena alineación de cabeza, cuello y columna vertebral; de esta forma se consigue la relajación muscular de la zona y una correcta respiración.

Para elegir la almohada adecuada hay que tener en cuenta la forma de dormir del usuario. Las personas que duermen boca arriba, por lo general, necesitan una almohada de unos 12 o 13 centímetros de alto que sujete correctamente el peso de la cabeza. Para aquellos que duermen de lado, la almohada ha de ser más alta para que la cabeza y el cuello queden alineados con la columna vertebral; la cabeza no debe caer o quedar inclinada. Finalmente las personas que duermen boca abajo necesitan una almohada baja que no fuerce la zona cervical.  

Pero sin duda, la almohada que mejor se ajusta a las necesidades de cada uno, suele ser la que se confecciona a medida. Y para ello, en Colchón Exprés disponemos de un sistema de medición, que consigue encontrar la almohada más recomendad para cada uno. Puedes hablar con uno de nuestros asesores del descanso a través del chat de nuestra web o bien a través de nuestro teléfono gratuito: 900 897 956 y ellos te informarán de cómo puedes hacerte con una de estas magníficas almohadas allí donde estés.

Ventajas de dormir con una almohada doble

La única ventaja que puede tener dormir con una almohada doble se obtiene en el caso de personas que duermen solas en camas de matrimonio. Incluso si son personas muy movidas siempre tendrán el apoyo correcto a lo ancho de toda la cama.

Para elegir la almohada doble se han de seguir los mismos criterios que para elegir una almohada individual.

Ventajas de dormir con una almohada simple

La principal ventaja es poder elegir una altura diferente para cada durmiente, así como el material; se podrá adaptar cada almohada al gusto del usuario, mejorando el nivel de confort y la calidad del descanso. Se duerme de forma más independiente y confortable.

Hoy en día existen almohadas con tratamientos específicos; algunas están especialmente diseñadas para personas calurosas, otras incorporan carbono para neutralizar la electricidad estática acumulada durante el día, las hay incluso con altura regulable.

Desde Colchón Exprés te recomendamos que tanto si duermes solo como si duermes acompañado, elijas siempre una almohada que se adapte a tus características físicas y a tus necesidades de descanso. Sólo de esta forma, podrás disfrutar de la mejor relajación de la bi-zona cuello-cabeza.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra : Politica de cookies
x